UN MONSTRUO VIENE A VERME

UN MONSTRUO VIENE A VERME

UN MONSTRUO VIENE A VERME

306334

Película: “Un monstruo viene a verme”.
Director: Juan Antonio Bayona.
Duración: 108 minutos.
Género: Drama fantástico.
Intérpretes: Lewis MacDougall, Sigourney Weaver, Felicity Jones, Liam Neeson, Toby Kebbel, Geraldine Chaplin, James Melville, Garry Marriott, Joe Curtis, Kai Arnthal, Max Gabbay.

Posiblemente “Un monstruo viene a verme” era uno de los estrenos más esperados para el público español y así lo ha demostrado su taquilla, colocándose en primer lugar del ranking de los estrenos españoles del año tras el primer fin de semana en la cartelera.
“Un monstruo viene a verme” narra la historia de Connor, un niño de 12 años que tras la separación de sus padres tendrá que ocuparse de muchos de los trabajos del hogar después de que su madre caiga enferma de cáncer. Connor intentará superar sus miedos con la ayuda de un Monstruo, pero sus fantasías también tendrán que enfrentarse a la cruda realidad, ya a su abuela, unamujer fría y muy ordenada.

un_monstruo_viene_a_verme_a_monster_calls-108553414-large
Los fabulosos créditos iniciales de “Un monstruo viene a verme” hacen pensar al espectador que verán una excelente película, pero el inicio es un poco decepcionante y pueda que cueste entrar en la trama. Pero todos sabemos que J. A. Bayona tiene un don para tratar el lenguaje cinematográfico a la perfección y también sabe dirigir muy bien a los intérpretes. Es un maestro a la hora de enfocar todos los planos de cámara, de hacer las transiciones de escena y de explicar historias. Eso es lo que hace que “Un monstruo viene a verme” no acabe fallando y que la cinta sea una mezcla casi perfecta de drama y fantasía que acabará por hacer emocionar al espectador. Al final, pero, como siempre, terminará dominado el drama. Aun así, sin duda la nueva película de Bayona es notable.
Lo más genial de toda la película son las historias que explica el Monstruo al protagonista, Connor. Estas historias están narradas con una animación muy bien conseguida, diferente por ambas historias, pero de una gran belleza visual. Las dos podrían funcionar perfectamente como cortometrajes independientes. Además, a lo largo de la película la infinidad de efectos especiales y visuales es espectacular. No es que se abuse de ellos. Son completamente necesarios para explicar la historia a la perfección. Todo eso, acompañado de una muy buena banda sonora que conduce con ternura cada una de las escenas. También destacar todos los aspectos técnicos que están muy bien conseguidos. Ya lo hemos dicho. El montaje, los planos, la ambientación y el sonido están tratados de una forma extraordinaria.
Por otro lado también se han de destacar las buenas interpretaciones que podemos ver en la cinta. El joven Lewis MacDougall hace una actuación bastante correcta a pesar de la dificultad de hacer un papel tan dramático. La veterana Sigouney Weaver hacer una notable interpretación, tierna y cruda al mismo tiempo. Posiblemente el papel más difícil de toda la película y del que podemos ver mejores resultados. Por último, Felicity Jones también hacer una buena actuación. Totalmente creíble todo su sufrimiento como enferma de cáncer. Aun así, en estas actuaciones principales les falta un poco de fuerza según en qué escenas.
Por el contrario, el aspecto que no termina de funcionar del todo es el guion. Al principio es un poco aburrido y lento. Cuesta que el espectador se pueda enganchar a la trama. Después, todo resulta bastante previsible. Lástima. Si no hubiese podido salir una película brillante. Sin embargo sí que, en cierto modo, nos deja en suspense con el desenlace de la película, pero si piensas un poco, esta cuestión se resuelve rápidamente.
En conclusión, “Un monstruo viene a verme” es la confirmación de Bayona como uno de los grandes directores españoles del momento. Una película elegante, sensible y muy conmovedora y, sin duda, la mejor película de este director que sabe tratar la maternidad y la muerte de forma correcta, dolorosa y totalmente creíble.
Ya lo hizo con “El orfanato” (2007) y posteriormente con “Lo imposible” (2012), pero en “Un monstruo viene a verme” esta relación cruda entre madre e hijo aun se ve de forma más clara. Una película totalmente recomendable pero que falla per tener un guion lento y previsible, aunque bastante correcto por la forma como se nos explica. De lo que no podemos dudar es de la notable dirección e interpretación y de unos aspectos técnicos excelentes.

Josep Coll Muñoz

Esperamos vuestros comentarios y sugerencias para continuar creciendo y mejorando. Gracias

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca